lunes, 31 de diciembre de 2012

¡Gracias 2012! ¡Bienvenido 2013!

Amigos lectores:
Tengo la suerte de ser un hombre privilegiado.  Trabajo en lo que quiero hacer, no tengo un empleo no deseado, y eso no es poca cosa. Pero mi suerte no termina allí sino que allí es donde comienza.
Formo parte de equipos de trabajo cuyos integrantes no buscan destacarse en solitario, en  lo individual, sino que lo hacen cooperativamente. No muestran cómo se hacen las cosas, enseñan cómo se hace. No son meros matemáticos o historiadores, antropólogos, filósofos, sociólogos, artistas, ingenieros, licenciados, doctores, profesores o curiosos y entusiastas aprendices; son personas versadas con pasión por lo que hacen. Son personas solidarias que ponen el acento  en caminar hacia la utopía de una sociedad más justa, desde la democratización del conocimiento, desde compartir lo que sabemos hacer.
Hemos pasado un año duro, como lo son siempre: demasiados largos para nuestros deseos de vacacionar, y demasiados cortos para nuestras expectativas; el próximo no será diferente. Sin embargo no creo que nadie esté angustiado por las barreras. Hacemos lo que sabemos y queremos hacer, es nuestra vocación, nuestro desafío,  y nuestro orgullo.
Queridos amigos, a disfrutar del Fin de Año y que lo mejor, puedan vivirlo en el 2013. Va mi regalo para Uds.
¡Felíz Año Nuevo!

Juan Carlos Ramirez


jueves, 27 de diciembre de 2012

Miradas nuevas, pasado vivo

El Congreso provincial acaba de aprobar por Ley la declaración de “lugar histórico de interés testimonial”,  al espacio “Tumba Viejobueno” del Cementerio de Avellaneda.
Podríamos asegurar que en Diciembre 2012 y desde La Plata, comenzó una nueva  mirada hacia nuestro pasado vivo. Lo radical de la conversión en Ley del proyecto del diputado Walter Martello, es que es un hombre que responde políticamente al CC-ARI, es decir, las antípodas ideológicas de los jóvenes que allí murieron intentando por el camino de la lucha armada, lograr los ideales libertarios erpianos. Nos place que un hombre de la región reivindique y contribuya a la construcción y preservación de la memoria colectiva.
A. Delfino (Flres desaparec. y asesinados en Mte Chingolo)
En el Sitio, en donde se levantará un espacio de descanso y homenaje a los caídos en Monte Chingolo, fueron sepultados 49 ciudadanos con las manos amputadas en una tumba múltiple, sin señalización, que se convirtió incluso en un basural. La Batalla de Monte Chingolo se libro en 1975, y cada 23 de diciembre, se reúnen en Tumba Viejobueno (cementerio de Avellaneda) familiares, amigos y fuerzas políticas, para rendirles justo homenaje a los que allí cayeron. Ya sea como resultado de las acciones militares que emprendieran, o que luego de tomados prisioneros, fueran torturados y fusilados mientras un gobierno democrático llevaba adelante su política de Terrorismo de Estado.
En el lugar, se encontraron  los restos de Eduardo Alberto Delfino, combatiente de  ERP, vecino de la ciudad de Ezeiza.

Por: Juan Carlos Ramirez

Raza negra y origenes del socialismo Argentino

Nuestros autores:  Victor O. García Costa, destacado vecino del Distrito Ezeiza,es escritor, periodista, historiador, coleccionista y bibliófilo. Nació el 20 de setiembre de 1932 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. Fue un afiliado oculto al Partido Socialista desde 1950, por ser empleado del Estado, y posteriormente comenzó a activar en el Partido Socialista Argentino, en el que ocupó diversos cargos en los órdenes local, federacional y nacional, posteriormente Partido Socialista Popular. Como periodista ha colaborado y/o colabora, entre otros medios, con "La Vanguardia", "Propósitos", "Panorama", "Primera Plana", "Todo es Historia", "La Opinión", "La Voz del Interior" (Córdoba), "La Prensa" y "La Nación". Fundador y director del fanzine "El Tero", del periódico "El Tábano" (acaba de salir su Nro. 70), de Ezeiza, y de la Revista "La Mesa de los Jueves". Entre sus numerosas obras se encuentran La revolucion de mayo. Una revelación documental; Alfredo L. Palacios y su defensa de la argentinidad; La fundación del partido socialista; Alfredo L. Palacios, entre el clavel y la espada; y sin agotar la lista de su prolífica obra, Adrián Patroni y la situación de los trabajadores en la Argentina. Colaborador de la Junta de Estudios Históricos del Distrito Ezeiza y protector de la Biblioteca Alfonsina Storni, ha realizado aportes para pensar nuestra sociedad, con materiales como el siguiente:

Publicado en la Revista: Ethiopiques numéro 14; revue socialiste de culture négro-africaine; avril 1978

"En ocasion de hallarnos buscando antecedentes relacionados con el periodismo politico argentino, para un libro sobre el tema [1], quedó ante nuestra observacion el curioso ejemplar inicial de un periodico que, por el año de su aparicion - 1858 - Y por el nombre con que se lo identifico - El Proletario -, adquiere una especial significacion. Entre otras caracteristicas importantes, El Proletario tiene la de haber introducido ese vocablo - proletario - por primera vez en el periodismo argentino.
El antecedente de El Proletario es La Raza Africana o El Démócrata Negro, cuyo redactor fue Zandalio Scuti y Quiroga. La Raza Africana vió la luz el 7 de enero de 1858. El verdadero propietario de La Raza Africana no fue Scuti y Quiroga sino Lucas Fernandez, el que- según sus propias confesiones - « a causa del poco conocimienta y falto de practica en materia de publicaciones » dejo en manos de Scuti y Quiroga la redaccion del semanario.
Sin embargo, discrepancias suscitadas entre el redactor Scuti y Quiroga y el propietario Fernandez - que, lejos de resolverse, se agravaron - hicieron que resolvieran la disolución de la empresa, con lo que La Raza Africana o El Democrata Negro dejo de existir a las pocas semanas de su aparicion.
De inmediato Lucas Fernandez, olvidando las limitaciones que habia evaluado para poner en manos de Scuti y Quiroga la redaccion de El Democrata Negro o La Raza Africana, se die a la tare a de poner en marcha otra publicacion que sustituyera a La Raza Africana o El Democrata Negro. Asi, el domingo 18 de abri ! de 1858 appareil El Proletario, cuyo numero inicial, debajo del nombre, lo identificaba como un « periodico semanal, politico, literario, y de variedades ». El objetivo de El Proletario estaba enunciado al pie de esa identificación : « Por una sociedad de la dase de color », al que seguia, para que no quedara duda del responsable, el nombre del fundador, director y redactor : Lucas Fernandez.
A tres columnas, en su primera papina, El Proletario, a modo de presentación, explicaba a quiénes estaba dirigido y euales eran sus primordiales preoeupaciones.
En esa presentación a cuyo pie daba comienzo el folletin « Los Jesuitas y El Clero Cordobés » dice El Proletario [2] :
Esta importante y preciosa porción de la sociedad portefia a que nos honramos de pertenecer, no tiene un organo que alivie las necesidades ineherentes a toda clase desvalida y pobre de un pais cualquiera, y que vigile por sus intereses tan importantes y valiosos coma los de las c1ases mas acomodadas y felices ; y si lo tuvo, el no pudo llenar sus fines y objetos primordiales ; pero aún cuando asi lo hubiera hecho no existe ya.
En la situación actual de nuestra clase, en la precocidad de inteligencia que se nota en la generación que se levanta, avida de ideas y saber, y sobre todo, en el estado de progreso moral en que se halla el Estado de Buenos Aires, se hace indispensable ese órgano que la estimule y fomente, ya con el ejemplo, ya propendiendo a que se la ensanche el camillo de la educación y de la ciencia, un poco estrecho hasta aqui, y no coma debe ser ; ayudandola a vencer los obstàculos que la openen las rancias preoeupaciones de unos, y la malevolencia de los otros ; preocupaciones poderosas por lo mismo que son generales y sancionadas por los siglos ; a través de los cuales se han ido transmitiendo con ultrage de la justicia, de una a otra generación, hasta llegar a nosotros, y que ponen una positiva valla a la pràctica de ciertas leyes que nos amparan, haciendo que no se cumplan, parque hieren, no los intereses, sino el orgullo vano y mal entendido de las clases elevadas. La educación de nuestros hermanos de color, sera, pues, uno de nuestros principales tópicos, y de que nos ocuparemos con constancia, para aprovechar ese germen de porvenir que la impregna, y que nos necesita sino una mano benéfica y protectora que la abra las puertas cerradas, hasta aqui por intereses bastardos, para que se desarrolle y fructifique.
En ello hacemos un positivo servicio al pais, que no nos detendremos en demostrar porque es palpitante y està al alcance de todos : pues para comprenderlo basta vor la distancia que hay de un hombre barbaro a otro civilizado y lo que de uno y otro puede prometerse y esperarse.
Para màs ahondar a este respecto vease nuestra historia misma, y por poco que se le conozca se vendra luego en conocimiento de que no es pequena la parte que en nuestros males ha ejercido la falta de educación de la clase de color. Viniendo de este modo a pagar las clases superiores su abandono o egoismo para con ella.
Hoy principalmente, que principian a echar raices entre nosotros recién por primera vez, las instituciones democràticas y las ideas de libertad, conviene que se populanzen tambien y echen raices las ideas de verdadera igualdad y que se hagan efectivas ; parque tras ella vendra la educacion de la clase de color y coma consecuencia de ésta el afianzamiento de ellas. Pero esto no quiere decir tampoco que nuestros hermanos se echen a esperar que les hagan el bien : no, ellos deben hacer y propender de su parte también para alcanzarlo ; con tanto màs deber cuanto que ellos son inmedlatamente los beneficiados.
Para ello debe reunirse y asociarse toda la comunidad de color sin escepción de personas, gajo la dirección de sus hombres mas competentes, porque no carece absolutamente de ellos y tratar y discutir sus necesidades y buscar los medios de llenarla.
Todos los hombres de color deben hacerlo, y el que no lo haga asî, traiciona y abandona sus intereses proprios y los de sus hijos, y pierde ya con justicia el derecho de quejarse de su situación y porvenir.
Sin la asociación no hay nada ; nad puede el hombre aisladamente y entregado a si mismo.
El principio de la asociación, apoyado por la maxima inconclusa de -_ en la unión està la fuerza, y por esta otra, su antitesis ; divide y reinaràs, esta sancionada por la aprobación univers al, y constituye tal vez la primera gloria del siglo actual, porque a él se deben todos y los màs importantes adelantos que lo embellecen ».
La vida de El Proletario fue muy breve : en junio de 1858 dejó de aparecer este exponente del periodismo negro. Aunque la concepción de clase de El Proletario no fue social sino racial, es evidente que en tanto la realidad las unificaba en la situación de explotación en que se encontraba la raza negra, no quedan dudas que El Proletario fue un verdadero procursor en la lucha social de Argentina.

[1] Victor O. Garcia Costa, « El Periodismo Politico ». Centro Editor de América Latina. Bs As. 1972.
[2] Se reproduce con la ortografia del original

sábado, 22 de diciembre de 2012

¡Bienvenidos a la lucha!

Resumen de un mensaje de fin de curso que un Director, les dirigió a recién graduados docentes:
"Les tocará actuar profesionalmente en un contexto complicado: saqueos sociales, violencia de género impunes, desigualdades vergonzantes por apropiaciones inmorales, y carencias injustas. Parece ser que el tema es la Justicia, o la sensación de carecer de ella. Nosotros no somos ajenos al problema, no somos neutros, somos agentes de cambio social.
Si no resolvemos el cómo avanzar hacia una mayor democratización de la educación, la posterior desigualdad social resultante no nos será ajena, la habremos legitimado. Somos los actores sociales que podemos, debemos, alterar el injusto desequilibrio, avanzando hacia capacitaciones efectivas, no efectistas. No lograr números que son de agradable lectura burocrática, sino concretar políticas educativas que vayan más allá. De esta nueva generación de docentes depende que la brecha social siga reduciéndose, que la injusticia no se naturalice. Esa serán sus responsabilidades.
El Proyecto Político Educativo de la Cooperativa Profesorado Elvira J. R. de Voglino, puede resumirse en que forma formadores de plenos derechos ciudadanos. No podemos resolver el tema de la injusta distribución de la riqueza, pero si podemos intervenir para que nuestras comunidades tengan mayores oportunidades de comprender el mundo actual, y actuar en consecuencia.
La educación es la herramienta de cambio social por excelencia. Y nosotros somos los docentes, Uds. son ya los docentes. Toda la misión, entonces, es la de conocer, compartir, transformar. No es poca cosa nuestra labor.
¡Bienvenidos a compartir la lucha!"

Juan Carlos Ramirez

domingo, 2 de diciembre de 2012

Laurel and Hardy, y Santana

videoPorque diciembre es un hermoso mes, porque estoy muy felíz y agradecido a la vida, porque tengo ganas de hacerme un regalo, porque tengo ganas de regalarles algo. Aqui va, Laurel and Hardy, editado con música de Santana. Una joyita. 
Juan Carlos